miércoles, 24 de octubre de 2012

En Nogoyá criar ovejas y elaborar quesos de su leche es una nueva opción


Tres nuevos productores compraron hace cuatro años un campo en Betbeder. Se trata de 32 hectáreas de monte nativo degradado. Ahora, con el asesoramiento de un  técnico en Industrias Alimentarías, están recuperando el monte y allí instalarán un tambo ovino. El objetivo es agregarle valor a la leche y elaborar quesos del tipo Idiazábal. No quieren que se pierda un árbol más de ese monte.
Los tres emprendedores son de Rosario y durante 20 años se dedicaron –y aún lo hacen– a la producción de videos para empresas e instituciones. En 2008, como una forma de inversión, decidieron comprar un pequeño campo en la zona de Betbeder, departamento Nogoyá, en pleno monte nativo entrerriano, no para talar sus árboles y sembrar soja –como sucede con la mayoría de los inversionistas extrasector– sino para recuperar ese monte para la cría de ovejas. Instalar un tambo (ovino) y elaborar quesos de leche de oveja es el próximo objetivo
Elena Grandi, y Oscar y Juan Pidustwa, los tres rosarinos, abrieron las tranqueras del establecimiento “Aguará Popé”, ubicado sobre la ruta 12, para mostrar que la recuperación de un monte nativo degradado es absolutamente viable y, sobre todo, que no es necesario desmontar para producir con rentabilidad en forma sustentable.
“Somos de Rosario y no somos del rubro”, le contó a LA ACCION Elena Grandi, quien junto a Oscar y Juan Pidustwa (padre e hijo) tiene una productora de televisión llamada “Contracampo” con la que hacen videos corporativos, institucionales y educativos.
“Siempre nos gustó el campo, la tierra, los espacios verdes.
Primero llegamos a Nogoyá para hacer un video a una empresa láctea, nos gustó mucho la zona, las cuchillas entrerrianas, y como había campos chicos y baratos empezamos a pensar en la idea de invertir para llevar adelante un emprendimiento productivo”, apuntó Juan Pidustwa.

Medio ambiente
“No nos interesaba comprar un campo agrícola para hacer soja, como es lo más común cuando gente ajena al sector agropecuario ingresa al negocio, pero sí iniciar un emprendimiento productivo que fuera sustentable y que pudiera producirse conservando el ambiente”, agregó.
Allí surgió la idea de hacer un tambo ovino con el objetivo de producir quesos con leche de oveja.
“La oveja es un animal dócil, fácil de manejar, y la inversión no es muy grande. No teníamos un gran capital sino que fuimos haciendo las cosas de a poco”, agregó Grandi.
Una vez que compraron el campo –32 hectáreas en la zona de Betbeder, puro monte– incorporaron las primeras 40 ovejas, cruza Texel con Frizona, que compraron en San Pedro.
“Vamos creciendo de a poco, ahora tenemos ovejas Frizona puras que compramos en Las Flores, provincia de Buenos Aires. La idea es apuntar a tener una cabaña de la raza Frizona pura, para madres y reproductores, y mientras tanto estamos aprendiendo el manejo”, señaló.
Grandi y los Pidustwa contaron que “ya tuvimos las primeras crías, las madres las conservamos para aumentar el plantel y los machos fueron a consumo. Ahora tenemos 120 ovejas, algunos carneros puros y otros por cruza. Las madres están pariendo y nos esforzamos mucho en materia de calidad de alimentación y de sanidad, al punto que casi no tenemos muertes perinatales”.
Las ovejas están estabuladas y les llevan la comida a los corrales, pero como la idea es ir soltándolas en el campo, están en plena tarea de recuperar el monte degradado para aprovechar el pasto natural.
“Cuando compramos el campo, puro monte, estaba degradado y sólo era visitado por cazadores y gente que buscaba leña”, comentó Grandi, y como “no queremos que se pierda un árbol más, fuimos a la Facultad de Ciencias Agropecuarias, lo conocimos al ingeniero Rafael Sabatttini, le explicamos nuestra idea y firmamos un convenio para que nos asesorarán en la recuperación del monte. Y en eso estamos hoy”.

El tambo
La idea de Grandi y los Pidustwa no es sólo conservar el monte y criar ovejas y algunos bovinos, sino también agregarle valor a la producción primaria, en este caso la leche.
“Queremos agregar valor al tambo y elaborar quesos de leche de oveja. El año pasado estábamos sacando, con un solo ordeñe, entre 600 y 700 cm3 por día y por oveja. Al mejorar la genética, la alimentación y el manejo estamos seguros de que vamos a mejorar el promedio de producción de leche por día. Nos fijamos como meta llegar a 800 cm3 y tener 90 ovejas en ordeñe”, añadió Juan Pidustwa.
Los socios rosarinos esperan tener listo el tambo en producción en “Aguará Popé”, y, cuando se pueda, comenzar con la producción de los quesos. La idea es hacer quesos gourmet –muy ricos y picantones– para un nicho de mercado que, en principio, tendrá como eje hoteles y restoranes de Rosario. Se van a llamar Costa del Monte, el nombre de un pequeño arroyo que cruza el campo.
El queso, que ya están ensayando, es parecido al español Idiazábal, y lo elaboran en hormas de 4 kilos. Cuando el tambo esté en plena producción también elaborarán hormas de entre 800 gramos y un kilo y otras de 300 gramos.

Apoyo profesional
"El Técnico Superior en Industrias Alimentarias, Alejandro kunzi es quien esta articulando acciones en conjunto en una gestión  y asesoramiento con el objetivo de obtener el certificado de RNE (registro nacional de establecimiento alimenticio) que es otorgado por el ICAB (Instituto de Control de Alimentación y Bromatología.
Este es el organismo gubernamental responsable de aplicar el  Código Alimentario Argentino en el ámbito provincial y así, garantizar la seguridad alimentaria de la población. Estas acciones están fundadas en los cinco pilares que la Organización Panamericana de la Salud define como prioritarios para garantizar la inocuidad de los alimentos;  Auditoría, Gestión, calidad certificada de laboratorio, Comunicación y Educación.

Fuente: Nogoyá 451°

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán moderados por el administrador, la única restricción es la del buen gusto y las buenas costumbres, se prohíben insultos